Mensajes

ENTREGATE

1 REYES 17:13-17  Elías le dijo:  No tengas temor;  ve,  haz como has dicho;  pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza,  y tráemela;  y después harás para ti y para tu hijo.  (14)  Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará,  ni el aceite de la vasija disminuirá,  hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.  (15)  Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías;  y comió él,  y ella,  y su casa,  muchos días.  (16)  Y la harina de la tinaja no escaseó,  ni el aceite de la vasija menguó,  conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías. 

 Esta viuda se encontraba en una circunstancia muy difícil. La región en la que vivía estaba enfrentando una gran sequia, ella no tenia quien la sustentara y estaba a cargo de su hijo, su situación era desesperante. Pero el profeta le dijo: “Hazme a mi primero”

Cualquiera diría que era excesivo y hasta abusivo el pedido del profeta, pero no es así. Esta petición estaba respaldada por una promesa de parte de Dios “Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará,  ni el aceite de la vasija disminuirá,  hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra” y por la obediencia de esta mujer un milagro se desato sobre ella y sobre su casa.

Dios nunca nos pedirá nada para lo cual ya no tenga algo mejor para darnos, Cuando Dios nos pide es porque nos va a dar algo mejor. Todo lo que tu coloques en las manos del Señor él te lo devolverá con su bendición.

Coloca a Dios en el primer lugar. Entrégale tu vida, entrégale tu hogar,  entrégale tus talentos, entrégale tus finanzas, entrégale tu tiempo. El Señor quiere obrar en nuestras vidas, nos ha dado grandísimas promesas y estas se cumplirán, si tú  te entregas a El primero. ¡Entrégate por completo a Él!